EL ESTUDIO

El estudio de Arquitectura Alvergnat esta dirigido por Nathalie y Raphaël Alvergnat, ambos graduados de la Escuela técnica superior de Arquitectura de Versalles con matricula de honor. Fundada en 1996, sus proyectos abarcan toda tipología arquitectónica desde la planificación urbana hasta la construcción de edificios, rehabilitación, mobiliario y diseño. Cuenta con una estrecha colaboración con un equipo multidisciplinar formado principalmente por arquitectos, urbanistas, economistas e ingenieros que ofrecen una garantía de competencias combinadas. Su experiencia y trayectoria fueron recompensados con numerosos premios y publicaciones.

 

FILOSOFÍA

Nuestra práctica de la arquitectura es guiada por un enfoque filosófico concertado, rechazando cualquier estilo o vocabulario arquitectónico predeterminado. Ponemos gran énfasis en la poética del lugar y el proceso de entendimiento y diálogo con el entorno en el que se ubican nuestros proyectos. Nuestro método conceptual de trabajo no se basa en el pensamiento único sino en el intercambio de ideas, ya que es fundamental para nuestra disciplina tener una reflexión global en el proceso de maduración de nuestros proyectos.

 

METODOLOGÍA

Las ocho palabras del arquitecto

1. el contacto humano, porque el diálogo es el cemento necesario que establece una relación de confianza indispensable para comprender y evaluar las necesidades y objetivos en toda su extensión,
2. integración con el entorno (tanto natural como arquitectónico y urbano), porque siempre insistimos en la memoria del lugar y la noción de calidad y preservación del patrimonio,
3. proceso dialéctico que plantea la base de las relaciones contextuales con el entorno, con especial énfasis en los espacios verdes y accesos porque la ubicación es el primer paso hacia el éxito del proyecto,
4. el cumplimiento tanto del programa como del presupuesto, tratando de ceñirse a los requisitos del cliente y adaptarse según sea necesario a los eventuales cambios inherentes a la fase constructiva,
5. la atención al detalle y su aplicación, porque sabemos por experiencia que allí reside el secreto de la calidad de la arquitectura y especialmente de su durabilidad en el tiempo,
6. la sensibilidad al desarrollo sostenible ofreciendo a los usuarios un espacio de vida más saludable, cómodo y en armonía con el medio ambiente,
7. compartir todo nuestro conocimiento y experiencia, junto con nuestros ingenieros para explicar, asesorar y ofrecer soluciones sostenibles e innovadoras,
8. el rigor de la supervisión de la obra para el cumplimiento del calendario y de la calidad de ejecución de cada detalle.

Esta rigurosa linea de conducta nos acompaña en toda nuestra obra y nos ha permitido llevar a cabo todos nuestros proyectos ya que nuestro mayor agradecimiento como arquitectos y profesionales es el reconocimiento y la satisfacción de nuestros clientes. Reuniones internas de trabajo se organizan a diario, para que cada uno presente sus ideas y las someta al resto del equipo porque creemos que esta evaluación continua es enriquecedora, constructiva y fortalece nuestra comunicación. Nuestro método de trabajo nos obliga a tener un esfuerzo constante tanto en la presentación verbal que gráfica de nuestros proyectos.

 

EL VIDRIO EN NUESTRA ARQUITECTURA

Nuestra comprensión de vidrio como los arquitectos está fundamentalmente vinculada a la noción de ausencia de fronteras, de porosidad, de comunión entre el medio ambiente y la arquitectura ya que su calidad intrínseca es por supuesto la transparencia.

Más allá de este concepto básico, nos hemos interesado en comprender e investigar la propia naturaleza de este material debajo de todas sus formas.

Nuestro encuentro en 1998 con los artesanos del vidrio PERRIN & PERRIN en el concurso del museo del vidrio en Puy–Guillaume fue fundamental en nuestro aprendizaje. Estos artistas nos han introducido en un nuevo mundo del cual desconocíamos casi todo ; el vidrio trabajado, “estructurado”, que transmite una nueva dimensión a la simple transparencia. Este material cobra vida y forma una piel tanto suave, tanto áspera, hecha de capas, tramas, mallas, superposiciones, opacidades y colores, y se revela ser totalmente orgánico y vivo.

Tenemos como arquitectos una responsabilidad educativa respecto a nuestros clientes y nos esforzamos en transmitir de forma constante esta noción abstracta de continuidad, de ausencia de limites y barreras arquitectónicas. El vidrio es de una tal riqueza conceptual que aporta una gama casi ilimitada de soluciones arquitectónicas en términos de espacio.

 

NUESTRO ENFOQUE A LA SOSTENIBILIDAD

El proceso de desarrollo sostenible procura buscar un equilibrio entre el desarrollo ecológico, económico y social en el establecimiento de una especie de círculo “virtuoso” entre estos tres pilares. Ahora es una preocupación de los estados, regiones y municipios, y forma parte de las estrategias de las empresas industriales, pero podría ser un concepto abstracto en la arquitectura?

A contrario, esta noción se encuentra en el centro del debate en nuestra profesión y probablemente siempre lo haya sido. Debido a que morfológicamente la arquitectura del desarrollo sostenible es la arquitectura del sentido común, que siempre se ha practicado a lo largo de nuestra historia. Una arquitectura sentata y pensada en su entorno físico, climatológico y visual. Si hablar de arquitectura bioclimática, de desarrollo sostenible, consiste en considerar la idoneidad entre aperturas y orientación, la energía solar, la geotérmica, la aerotérmica, el tratamiento de las aguas pluviales, los vientos dominantes, el terreno y relieve , o incluso el clima, entonces estos conceptos no son nuevos. Siempre tuvimos la preocupación de una arquitectura coherente con su entorno, pero el papel de los arquitectos consiste también en educar al gran público y todos los actores de la construcción en un gran proyecto común de sensibilización, para compartir nuestro conocimiento de los beneficios ambientales.